lunes, 19 de abril de 2010

El Ucumar


El ucumar es un hombre oso que vive en los lugares muy escondidos de las quebradas, en las cuevas de las peñas, en medio de los montes y cerros altísimos.

Su madre, una joven cazadora, se extravió en la selva y fué atrapada por un oso, dando así orígen a la raza de los ucumares.

Es petiso, panzón y su cuerpo esta completamente cubierto de pelos largos y negros. Tiene barba y los cabellos le cubren la cara de rasgos humanos.Sus piernas son comolas de un oso y los pies poseen, a diferencia de los nuestros, el dedo grande muy abierto. Sus huellas han sido encontradas cerca de las vertientes donde va a tomar agua.Los ojos son pequeños pero muy vivaces y de mirada intensa. Es un ser con una fuerza extraordinaria.Pueden oirse sus gritos cuando el viento es favorable.

La gente lo teme pués roba a las mujeres y las lleva a vivir con el. El ucumar hembra rapta hombres jovenes para formar pareja.

Es frecuente que las mujeres secuestradas regresen a sus hogares después de algunos años. Los relatos de las sobrevivientes coinciden: todas afirman que vivían en una cueva, la cual el hombre-oso cerraba con una gran piedra. Cuando los hijos crecen, heredan la fuerza del padre y pueden correr la piedra, librándose y ayudando a escapar a sus madres de la prisión.

Existen versiones de que no sería un animal, sinó el alma de un hombre rico condenado por mezquino y malvado. Bajo el aspecto de ucumar, echando fuego por los ojos, ataca a la gente para matarla y comerse el corazón; pero es probable que estos datos sean rasgos exagerados provocados por el temor que infunde. De hecho, muchos cuentan que es generoso con aquellos a quienes atrapa, los cuida y los alimenta con miel y frutas silvestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada